miércoles, 24 de marzo de 2010

Divina Maldición


No es poesía selecta, ni en final de mi historia

Solo palabras esbozadas en una triste y pobre

Hoja de este diario lleno de tanta pasión herida.


Te preguntas corazón, ¿porqué te han herido?

Yo entre mis sollozos te contestare: por haber creído

En una persona que fue tan bella como su divina maldición.


¿Que fue lo que atrapo mi corazón? Quizás su sonrisa

quizás sus palabras, aquel gesto maravilloso de entregarme su alma

Que lo único que buscaba era con su dolor dañar mi espíritu.


No me quejo, porque deguste el néctar del amor

Que tu cuerpo me ofreció en cada curva

Encontré el significado del amor ¿así lo creía?.


Aun hoy no lo sé, solo tengo el recuerdo

En mi mente (me desgarra lentamente el corazón)

Por culpa de aquella apasionada y divina maldición.


¿Me fallaste? No puedo admitirlo, aunque te hayas ido

son mis sentimientos los que están presentes y es por eso que siento

Que cada lagrima caída es por toda la felicidad que me diste.


VOS 2001

2 comentarios:

  1. me gustó mucho este espacio. felicidades. te seguire leyendo.

    saludos desde Perú

    ResponderEliminar
  2. gracias claudita, prometo no decepcionarte si bien los escritos son algo viejos son historias que en su mayoría pasaron hace mas de diez años... pero bueno por algún lado tenia que empezar, trato de tenerlo al dia tanto que subo un escrito por dia, si queres podes agregarte a seguidores de ese modo te va a notificar automaticamente si es que posees un blog

    Saludos desde aquí ARGENTINA, y me encanta tu pais lo he estudiado mucho, sobretodo a las culturas precolombinas.

    SALU2

    ResponderEliminar